Efectos de la polución en la piel – Deutsche Pharma

Efectos de la polución en la piel

El aumento de la contaminación del aire a lo largo de los años ha tenido importantes efectos en la piel humana. Varios contaminantes del aire como la radiación ultravioleta, hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos orgánicos volátiles, óxidos, partículas, ozono y humo de cigarrillo afectan a la piel ya que es la barrera más externa. Aunque la piel humana actúa como un escudo biológico contra los químicos pro-oxidativos y los contaminantes físicos del aire, la exposición prolongada o repetitiva a altos niveles de estos contaminantes puede tener profundos efectos negativos en la piel.

Los contaminantes se absorben directamente a través de la piel en el tejido subcutáneo o a través de los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas/sebáceas. La piel, al ser el órgano corporal más grande y más externo, actúa como una barrera física, química y una barrera inmunológica contra los factores ambientales. Cuando una exposición prolongada y repetitiva a factores ambientales excede el potencial de defensa normal de la piel, hay una alteración en la función de barrera de la misma que conduce al desarrollo de diversas enfermedades relacionadas. Los principales contaminantes del aire que afectan la piel son la radiación solar ultravioleta, los hidrocarburos aromáticos policíclicos, las partículas, el humo del cigarrillo, los metales pesados ​​y el arsénico.

Los contaminantes del aire ejercen un efecto nocivo sobre la piel al aumentar el estrés oxidativo que contrarresta las defensas antioxidantes de la piel. Se generan radicales libres y especies reactivas de oxígeno. Los contaminantes del aire inducen alteraciones severas de las funciones normales de los lípidos, proteínas en la piel humana a través del daño oxidativo, causando envejecimiento extrínseco de la piel, afecciones inflamatorias o alérgicas como dermatitis de contacto, dermatitis atópica, psoriasis, acné y cáncer de piel.

CONTAMINANTES DEL AIRE Y SU PAPEL EN LAS ENFERMEDADES DE LA PIEL

Radiación ultravioleta:
La radiación ultravioleta es un contaminante físico. Más del 95% del ultravioleta A y el 1-5% del ultravioleta B alcanzan la superficie de la tierra, mientras que la mayoría de los rayos ultravioleta C son absorbidos por la capa de ozono y el oxígeno en la atmósfera. La exposición a rayos ultravioleta A provoca (la oxidación de la melanina – bronceado, entre otros) un envejecimiento cutáneo extrínseco (fotoenvejecimiento) caracterizado por arrugas gruesas, elastosis solar e irregularidades pigmentarias.

El ultravioleta B es responsable de las quemaduras solares (y ambos tipos de radiación) se han implicado en la inmunosupresión cutánea y los cánceres de piel (fotocarcinogénesis) como el melanoma maligno, el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas. El agotamiento del ozono (producto de la contaminación) aumenta la penetración de los rayos ultravioleta a la superficie terrestre, lo que provoca un aumento en la incidencia de cánceres de piel y una disminución en su edad de inicio.

Humo del cigarro:
Los oxidantes reactivos y los radicales libres del humo del cigarrillo causan estrés oxidativo o eventos oxidativos secundarios e inhibición de los mecanismos antioxidantes. Las sustancias químicas del humo del cigarrillo aumentan la pérdida de agua transepidérmica, la degeneración del tejido conectivo en la piel y degradan el colágeno y las fibras elásticas.

Fumar causa envejecimiento prematuro que clínicamente se manifiesta como arrugas periorbitales más profundas. La cara del fumador normalmente tiene líneas o arrugas que irradian en ángulos rectos desde los labios superiores e inferiores o las esquinas de los ojos, líneas profundas en las mejillas o numerosas líneas superficiales en las mejillas y la mandíbula inferior. la combinación de fumar y la exposición al sol puede tener un efecto sinérgico.

Hidrocarburos aromáticos policíclicos:
Los hidrocarburos aromáticos policíclicos producen especies reactivas de oxígeno. La principal fuente de hidrocarburos aromáticos policíclicos atmosféricos es la quema residual de leña; las otras fuentes son los gases de escape de los automóviles, humo de cigarrillos, etc.

Están asociados con el envejecimiento cutáneo extrínseco, la pigmentación, el cáncer y la erupción acneiforme.

Cuidado de la piel:
Las estrategias para la protección personal incluyen fotoprotección; uso de protectores solares eficientes en el amplio rango de la radiación UV; uso de productos que contengan activos antipolución que permitan evitar la interacción de los contaminantes del ambiente con la piel, uso de antioxidantes tópicos e idealmente activos de origen natural con propiedades antiinflamatorias e ideales para pieles sensibles o irritadas por la contaminación.

 

Bibliografía: Puri, P., Kumar, S., Kathuria, S., Ramesh, V. (2017), Effects of air pollution on the skin: A review. 

Tag: #Dermablock City